En el ámbito de la cultura a menudo surgen voces que cuestionan los datos cuantitativos que se recogen y que subrayan el posible reduccionismo que puede entrañar el hecho de analizar la cultura a partir de las cifras, sin entrar en contenidos más cualitativos. Se trata de un ámbito en el que no pueden llevarse a cabo análisis ni interpretaciones sin tener en cuenta contenidos, expresiones, formatos, entornos…

No obstante, no por ello debemos huir de los datos cuantitativos en cultura. ¿Qué nos permiten los datos? De entrada nos permiten hacer recuento, ordenar, clasificar, agregar, comparar… pero también nos permiten explicar, visibilizar, comunicar y, en última instancia, generar y compartir conocimiento, uno de los objetivos del Observatori de Dades Culturals de Barcelona.

En sectores de la actividad cultural como el de los museos o el del teatro es habitual hablar de datos como por ejemplo visitantes o espectadores. No obstante, no es tan habitual hablar de préstamos de obras, de cuántos objetos forman parte de las colecciones de los museos o, más recientemente, de los datos que explican la actividad de los centros cívicos o los espacios de creación.

Evidentemente, primero hay que definir los objetivos, las características o los contenidos que se quieren conocer, pero el hecho de describir la realidad en cifras nos permite acercarnos a dicha realidad desde distintas dimensiones: podemos agrupar centros con determinadas similitudes y analizar las características que tienen en común, podemos elaborar series históricas de distintos datos y seguir la evolución temporal de una variable, etc.

Os invitamos a visitar nuestra web, que recoge los datos que los técnicos y responsables de los distintos equipamientos y actividades nos han hecho llegar para que podamos entender qué se hace en sus equipamientos o en las actividades que organizan, y cómo se hace. Intentemos dar contenido a los datos, no temerlos, y entre todos mejoraremos el conocimiento que tenemos de la cultura en nuestra ciudad. Si nos queréis ayudar, estamos a vuestra disposición para añadir, modificar, analizar o interpretar de nuevas formas los datos que reunimos, o para informar de otras actividades que aquí no recogemos.