El Observatori de Dades Culturals de Barcelona es una iniciativa del Institut de Cultura del Ayuntamiento de Barcelona que nace con el objetivo de difundir datos, indicadores e informes sobre la realidad cultural de la ciudad, así como poner toda la información al alcance de instituciones, agentes culturales y comunidad científica, de forma ordenada y accesible.

Ciertamente, en los últimos tiempos han proliferado todo tipo de observatorios (de públicos, de evaluación de políticas, estadísticos, de investigación…), pero creemos que es algo positivo. Es positivo que cada uno de estos instrumentos se especialice en su campo. Es necesario que haya observatorios, pero, sobre todo, que seamos diferentes, que nos especialicemos, que no dupliquemos esfuerzos. Y es necesario que estemos conectados, que trabajemos en red, que consensuemos criterios y metodologías y, muy especialmente, que colaboremos y compartamos la información.

Actualmente, todos tenemos a un clic de distancia una cantidad ingente de datos y de información. Sin embargo, a menudo obtenemos toneladas de información que somos incapaces de analizar debido a los formatos de presentación, la ordenación de los datos o la falta de contexto. El valor añadido que ofrecemos desde este observatorio es la presentación sistemática, ordenada y homogénea de los datos (aspecto que facilita las comparativas y el seguimiento temporal), así como la difusión a través de un sistema de consulta accesible y que consideramos ágil y eficaz.

Desde la Administración pública tenemos el deber de compartir el conocimiento que adquirimos en el desarrollo de nuestra función. Pero no es solo el cumplimiento de un deber lo que nos ha llevado a crear este observatorio, sino el convencimiento de que nuestra labor permitirá que se estudie el sector cultural en Barcelona y se profundice en su conocimiento.

Disponemos de una información valiosa, pero es evidente que no disponemos de todos los datos del sector cultural de la ciudad. Iniciamos el camino con muchas carencias y muchos vacíos, pero con muchas ganas de irlos llenando poco a poco, a medida que el consenso y el trabajo cooperativo con otros observatorios, instituciones y sectores nos permitan avanzar en cada área de trabajo.

Así pues, este nuevo observatorio mira, observa y está atento a la realidad cultural de Barcelona, pero también está abierto a compartir, a conectar y a reflexionar con el fin de ampliar el conocimiento que tenemos de nuestra ciudad.

El Observatori de Dades Culturals de Barcelona es, sobre todo, una herramienta al servicio de la ciudadanía.